Facebook icon
YouTube icon

ACO - TIRADO EN LA CALLE

23 de Enero de 2017: Recibimos un aviso de una podenquita con otro perro cruzando la carretera, corrian un gran riesgo de atropello.

Fuimos a por ellos y no habia 2 sino 3. No podiamos dejarle en la calle, rescatamos a los 3. La podenquita a la que hemos llamado Happy, tenia chip y tras llamar y decirle que cojeaba, dijo que nos la cedia porque ya no le servía. Ahora estan a salvo y buscan una buena familia.

Aco es un perro noble bueno y dulce

LILLO - TIRADO POR EL MURO CON UN PROLAPSO

7 de Abril de 2017: A Lillo lo tiraron por el muro del refugio como si fuera un saco de patatas...

Cuando nuestra compañera salió se sorprendió al ver un perro nuevo acostado en una de las camas, pero al saludarle, se dio cuenta que algo no iba bien: estaba en shock y pensó que era debido a como lo habían tirado, pero había algo más... cuando se movió pudo ver que tenia un gran prolapso rectal, y estaba muy dolorido.

Una vez en el veterinario, le reintrodujeron el prolapso y ya está mucho mejor.

POSTE - ATADO AL REFUGIO

Lo encontramos al salir del refugio,atado, muerto de miedo, temblando mientras nuestra compañera se acercaba.

Tenia un miedo atroz. Tras varios minutos pudimos desatarlo y cambio su actitud. Es un perro muy bueno y agradecido.

Se lleva bien con otros perros.

Si quieres adoptar contacta con Lahuellaroja.almeria@gmail.com

LARRY - Abuelito en la perrera.

Conocimos su caso hace unos meses, vivía con una familia que no podía cuidarlo, Quisimos ayudarle pero estábamos saturados en ese momento. Días después se escapó de casa y la perrera lo recogió.

Tenia chip a nombre de otra persona y ha tenido que pasar más de un mes en perrera hasta que el chip ha sido liberado.

Es un abuelito tuerto de 10 años que no ha tenido una vida fácil, ha pasado por varias manos durante su vida. No sabemos como pudo perder el ojito y ahora tras tanto tiempo en la perrera a su edad...

ESTRELLA - ABUELA ABANDONADA EN LA PERRERA CON UN TUMOR

A Estrella la dejaron en la perrera para sacrificarla por "ser muy vieja" junto con su amigo peludo, al que también querían sacrificar.

Ella estaba temblando, rígida, babeaba de la ansiedad y su mirada en la foto lo dice todo. Estaba aterrada, no entendía por que su familia la abandonaba tras 9 años de fiel compañía.

A ellos no les temblaba el pulso ni la voz. Simplemente los dejaron en la jaula y firmaron su sacrificio.

Páginas