Facebook icon
YouTube icon

Algún ser despreciable ha hecho esto a estos ángeles...No sabemos si esa ruin persona es la que vino a atarlos a la puerta del refugio o, ese ser los echo a la calle y alguien los encontró y pensó que era la mejor opción. Lo importante es que están a salvo, tomando medicación, vitaminas, pienso bueno combinado con casquería (nos ha costado un poquito que arrancarán a comer).

Por suerte, cada día se encuentran mejor.

Los hemos llamado Tex y Mex y aquí os presentamos a MEX.

El pequeño HELECHO, probablemente atacado por otro perro, estaba lleno de heridas que supuran, con la oreja desgarrada, con osteomelitis en su pata trasera, con una anemia severa e infección generalizada.

Por suerte, después de estar ingresado varios días, está respondiendo al tratamiento. Será muy lento el proceso de recuperación pero confiamos en que todo vaya bien.

07 Agosto de 2023: ¡¡¡ MIRAR QUIEN VIENE A SALUDAROS Y DAROS LAS GRACIAS POR VUESTRAS DONACIONES !!!.

ALADDIN, TENEMOS QUE AMPUTARLE EL PENE

Este precioso peludo al que hemos llamado Aladdin llevaba tiempo viviendo en las calles de un pueblo de Almerías, siendo alimentado por algunos vecinos. Hace unos días desapareció durante más de una semana y cuando volvió, las personas que lo alimentaban quedaron horrorizadas: tenía TODO EL PENE FUERA E INFLAMADO, totalmente expuesto.

Al ver su situación no podíamos dejarle así y decidimos hacernos cargo del caso.

Este pobre perro malvivía en un cortijo, comido por parásitos internos y externos, con la barriga muy inflamada, sin fuerzas ni para mantenerse de pie. Pero por suerte Africa lo vio y llamo a la policía local de Huércal de Almería, la cual procedió a la retirada del animal.

Ella, poyada por algunas compañeras gestoras de colonias, lo llevaron al vete de urgencias. Le hicieron análisis y radiografías. También tuvieron que sedarlo para extraer un tapón que tenía de huesos, pelos y mil cosas más que obstruía la salida anal…

Esta preciosidad de podenca llevaba tiempo vagando por un pueblo. Esperaba a las familias que la alimentaban en la puerta de sus casas, los recibía cariñosamente al volver de los trabajos, los acompañaba al pasear a sus perros, jugaba con todos ellos.

Pero lógicamente no a todos los vecinos les gustaba esa situación, así que varias veces habían llamado a la policía para que se la llevaran. Pero por suerte, no la encontraron las veces que fueron.

Páginas