Facebook icon
YouTube icon

Pomelo fue encontrado en el motor de un coche. Deducimos que fue abandonado y presa del pánico se escondió. No dejaba de maullar y costó bastante convencerlo para hacerle salir pero al llegar a una casa y sentirse seguro, es el gato más zalamero, cariñoso, amoroso y dulce que hemos conocido.

Si quieres darle un hogar, no dudes en escribirnos a felinalahuellaroja@gmail.com 

Está perra estaba en un pueblo criando sin parar. Pudo ser atrapada gracias a la constancia de una chica, que se escapaba cada vez que podía para intentar ganarse su confianza.

Ahora descansa tranquila en el refugio. Está aún un poquito temerosa pero ha sido mucho tiempo en la calle y por desgracia, sin ninguna buena experiencia con los humanos. Confiamos en que pronto pueda disfrutar de las caricias y mimos.

https://fb.watch/qXOewKD3m8/

Este chiquitín fue abandonado en un pueblo hasta con su arnés puesto. Muy asustado se escondió entre unos matorrales y no dejaba que nadie se le acercara. Pero conforme pasaron los días, se fue relajando y fue sacando todo el amor y cariño que lleva dentro.

Nos han pedido ayuda varias veces para él pero por desgracia no teníamos hueco, así que en el momento que han salido perritos adoptados hemos podido darle entrada.

Es una maravilla de perro, dulce, cariñoso, súper sociable con perros y gatos.

Siempre que podemos, acudimos al centro zoosanitario a ayudar a algunos peludos. En esta ocasión hemos ayudado a esta preciosidad.

DAIQUIRI es una perra graciosísima, muy sociable y cariñosa.

11 Mayo de 2024: Daiquiri sigue esperando un hogar definitivo, ¿quieres darselo tú?.

Si quieres darle un hogar, escríbenoS a lahuellaroja.almeria@gmail.com

Moana y Maui son los hijos de nuestra Vaiana. Cuando nosotros cogimos a la mamá, en teoría otra protectora se hacía cargo de los bebés, ya que nosotros no podemos arriesgar a los bebés sin vacunas en el refugio. No tenemos muy claro aún por qué fueron y cogieron 3 de los 5 cachorros. Los meses pasaban y los otros 2 bebés ya con 10 meses continuaban en el mismo sitio, así que lógicamente no podíamos permitir que siguieran en la calle.

Si quieres darle un hogar a alguno de los dos, escríbenos a lahuellaroja.almeria@gmail.com

Páginas